miércoles, 15 de julio de 2009



Suerte, casualidad o causalidad?
Se supone que todos estamos aquí por alguna razón, pero cual? Para eso estará el día a día, para irlo descubriendo… Lo que si tenemos claro es que nosotros decidimos que lo que queremos.. si ser felices, sufrir, convertirnos en martines (por puro gusto).
Siempre estamos rodeados de personas, por corto, mediano y largo plazo….
Cada día conocemos gente nueva, nos cruzamos con personas desconocidas, en la fila de algún lugar, en el metro, donde sea hablamos de cosas banales o interesantes… Por lo general terminas das media vuelta y te vas…. A veces la información es de algún mensaje corto, o que simplemente no hay mensaje… solo diplomacia…
Pero a veces puede que se deba que no hubo amplitud de recepción de alguna de las partes para escuchar el mensaje que se nos ha enviado…

Que hace que ciertas personas se conviertan en amigos, conocidos y otras en pasajeras, Afinidad? No necesariamente…. aquí entra la causalidad… nos conocemos por algo….
Nunca has pensado cuando viajas en un avión, tren o bus…:
a)“Espero que no me toque un pesao en el asiento de al lado”
b) Esperas que tu compañero de ese viaje sea alguien agradable, y hasta sueñas con que sea el príncipe azul…. (Suena cursi pero es una forma de decirlo)
En mi caso, prefiero que no me toque una persona que le dé por hablar todo el camino, ya que me pongo mis cascos e intento dormir para que el viaje se haga corto… pero no niego que me gustaría que me ese día la suerte me acompañe y me toque alguien agradable donde no de media vuelta y siga mi camino… Que contradicción, no? Aunque no creo en la suerte ni en el destino, creo en la causalidad…
Qué pasa cuando el día a día es rutinario y no pasa nada… quizás es porque a nivel energético no es el momento que te pase algo importante, ni de aprendizaje.. O que tu recepción no está abierta a cosas nuevas… como haces para saber cómo abrir ese vía de recepción para que las cosas cambien en tu vida y no sea aburrida? Para seguir con el proceso de aprendizaje y permitir que la información venga a ti? Todo tenemos algo que decir y todos tenemos algo que escuchar… solo hay que estar abiertos… independientemente de lo que se mire, escuche, sienta…
Cuando las “malas” rachas son continúas… Se acabo la suerte? O es que tienes que vivirlo por algún aprendizaje? Causalidad? Casualidad?
Muchas veces, sino, siempre estas malas rachas las causamos nosotros mismo al ser negativos, bloqueamos las bondades que la energía universal tiene para nosotros. Tan solo con un titubeo, obstruimos eso que queremos y pensamos que es debido a nuestra mala suerte, sin ver que ha sido uno mismo el que lo ha provocado.

Sé que en esta vida todo pasa por algo y que por negativo que parezca no lo es… además, puede que no nos estemos dando la oportunidad de que esa buena energía venga a nosotros, hay que meditar para comprender que está atrayendo esas malas rachas para buscar el cambio. Cuando el camino se hace difícil, de muchas caídas, doloroso, es sencillo, es hora de un cambio…. Lo que pasa es que le tenemos pánico a los cambios, a lo desconocido… sin comprender que muchas de las soluciones están ahí…. No debemos aferrarnos a nada, hay que permitir que todo fluya de manera natural, sin forzar nada…. Y así provocar lo que nos conviene y lo que merecemos….
Los cambios atrae cosas buenas, porque cuando renovamos limpiamos karmas….
Suerte…???? No creo en la suerte, solo nosotros somos capaces de crear eso que llamamos suerte, en realidad, siempre y cuando uno mismo no bloquee esa posibilidad…
Casualidad? No creo en ella… no creo que las cosas pasen por azar.
Causalidad? Si, porque creo que cada persona que nos rodea tiene que estar ahí para que continúen y continuemos nuestros caminos, para enseñar y aprender… y lograr el motivo por el que vinimos.
Destino??? No creo en el destino, nada es predestinado, lo vamos creando día a día a través de la toma de decisiones… estamos por un motivo, eso si… aunque solo se que es formar parte de esta gran incógnita… y lograr relazarla y formarla a través de lo que cada día vayamos forjando….

3 comentarios:

inma dijo...

¡Qué razón tienes, hermana, qué razón!

En el 5º Anillo de Saturno dijo...

la verdad es que es un tema que me da mucho mucho que pensar,pero prefiero no romperme demasiado la cabeza y disfrutar!

daniel dijo...

Creo que todos nos sentimos definitivamente identificados con lo que acabas de escribir. Tratar de comprender el gran misterio de la vida es algo que vuelve loco a cualquiera. A veces sentimos que debe haber un propósito para todas las cosas que pasan cotidianamente, pero nuestras limitaciones no nos permiten ver más allá y apreciar el camino con absoluta claridad. Sentimos que nos hallamos a la deriva e inmediatamente caemos en una crisis existencial. ¡Qué complicada es la mente humana! Por eso prefiero no pensar demasiado en el por qué de las cosas y dejar que el universo me sorprenda. Me gustó mucho tu mensaje; has descrito muchas de las cosas que me pasan. Seguiré pensando...